Las puertas correderas son puertas que por su diseño i construcción necesitan la misma distancia de la apertura en uno de los laterales para poder abrirla. Este factor limita su uso a cerramientos exteriores de parcelas o jardines.

Se abren haciendo correr su hoja sobre un carril guía en forma de listón redondo de acero fijado al suelo escondiéndola detrás del cerramiento perimetral de la propiedad.

La hoja se desliza sobre un carril escondiéndose detrás del cerramiento

Las puertas correderas que instalamos están construidas por nosotros y disponemos de diferentes diseños; de lamas, de barrotes de acero, ciegas y muchos otros.

Nos adaptamos a sus necesidades

Nuestras puertas de garaje pueden complementarse con automatismos de obertura (Motores) y se pueden controlar remotamente con mandos a distancia, llave de acceso u otros sistemas inalambricos.